Archivo

Archive for 27 agosto 2011

De los Cronocrímenes a Timecrimes gracias a Dreamworks

Cine Español se ha convertido en una etiqueta de género, y de un género denostado por el propio público español. Se le considera sinónimo de film aburrido, de temática rural que cuenta batallitas de la guerra civil como cualquier viejo plasta en un bar. Dicen que el público nunca se equivoca, pero en este caso lo que no hace es acertar.

En otros tiempos se usaba el despectivo “españolada” para referirse a las películas patrias, y para diferenciarlas de las americanas conocidas también como “la buena” en aquellos programas dobles de sesión continua que algunos aún tuvimos la fortuna de conocer. Ahora, época de revisiones, se reivindican muchas de aquellas películas que el tiempo ha acabado por poner en su lugar. Es hora también de abandonar el prejuicio arriba comentado, pues lo único que muestra es la ignorancia del espectador medio respecto al cine que se rueda en nuestro país.

La culpa se le atribuye al cha-cha-cha, esto es, a Pilar Miró en su cargo de Directora General de Cinematografía (1982-1985), se la acusa de haber acabado con el cine de género y de haber apartado al público de los cines. No es totalmente cierto, los aires de cambio que se respiraban demandaban un cine más comprometido que pudiera por fin contar la historia desde el punto de vista de los perdedores y el género se estaba agotando a sí mismo a fuer de estirar los huevos de oro de la gallina.

Desde los 80s ha llovido muuuucho y aquel cine denso pasó a la historia. Las nuevas generaciones de cineastas vuelven a apostar por el cine de género y con más medios de los que tuvo antaño. Ahí está Celda 211 (2009, Daniel Monzón), La madre muerta (1993, Juanma Bajo Ulloa), Rec (2007, Jaume Balagueró y Paco Plaza) o Los Cronocrímenes (2007, Nacho Vigalondo). Y ahí es dónde queríamos llegar.

Nacho Vigalondo es un cineasta desacomplejado (y cercano) que entró al cine por la puerta grande cuando en 2004 nominaron a los Óscars su corto, 7:35 de la mañana. Gócenlo y luego seguimos hablando:

Después de demostrar su capacidad de hombre orquesta, el guión es suyo, suya la dirección, suya la música y además es su actor principal, en 2007 le llegaría el turno a su primer largo: su ópera prima, Los Cronocrímenes. Otro proyecto atrevido para un autor novel que une viajes en el tiempo, montaje no secuencial para reflexionar mejor sobre el tiempo y el tiempo en el cine, el género fantástico y la comedia. Se reserva un papel para sí mismo y sabe sacarle todo el partido a Karra Elejalde.  Hay que reconocer que se salió con nota del reto, incluso algunos críticos, como Rubén Lardín, la consideran como la mejor película española de la década. ¿Y el público?

A 21 de diciembre de 2007 aún no había fecha establecida para su estreno en España, pese a haber triunfado a nivel internacional, así lo contaba el propio Vigalondo en su blog. Habría que esperar al 27 de junio de 2008 para que se estrenara comercialmente en nuestro país y encima obtuvo no muy buenos resultados en taquilla.

Nadie es profeta en su tierra (y menos si esa tierra es esta), al poco de estrenarse ya empezó a hablarse de su triunfo en Hollywood y de un posible remake americano, finalmente este enero último se confirmaba. El remake se ha hecho posible gracias a Dreamworks y a la adaptación de Steve Zaillian (conocido por La Lista de Schindler ). Y aquí va la primicia, estamos en condiciones de ofrecer las primeras imágenes de este remake cuyo estreno se espera para el próximo año:

Sí, han acertado, esto es una broma. Se trata de un vídeo casero realizado por un padre y su hijo en UK. Pero el proyecto está en marcha y pronto llegarán sus auténticas imágenes :)

Hoy nos enterábamos de que los americanos van a hacer el remake de La Comunidad de Álex de la Iglesia, Hollywood es lo que es gracias a los europeos desde su fundación y no vacilan en adaptar a la lengua inglesa todo producto de calidad que llega de Europa. Parece que hay crisis de ideas por allí, eso o, como dicen las malas lenguas, a los americanos no les gustan las películas subtituladas. Vigalondo está contento con la adaptación y, sin duda, le dará mayor renombre internacional (sí, más del que ya tiene), pero nosotros pensamos como Jaume Balagueró que nada va a superar la original.

Y así están las cosas, el cine español se dejó de dramones rurales hace mucho, y su calidad no tiene nada que envidiarle a muchas producciones USA (ya ven que son ellos los que nos copian), falta que las distribuidoras arriesguen más y que el público salga de su empecinamiento.

Categorías:Trailers recomendados
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.077 seguidores

%d personas les gusta esto: