Inicio > Festivales y certámenes > Cryptshow Festival 2011

Cryptshow Festival 2011

Toda ciudad tiene su pasado en el que nacen las anécdotas que dan origen a sus curiosidades. Y Badalona lo tiene. Algo que llama la atención de los visitantes es que los chuchos de crema son conocidos como tornemis . Los lugareños más viejunos aún sabemos por qué.

Hace años, muchos, en la calle Sant Pere (centro), había una pastelería cuya especialidad eran estos bollitos de crema. Al decir de todos, eran tan buenos que daban ganas de volver a por uno más. Así fue como aquella pastelería, pasado el tiempo, fue conocida como Can Tornemi (de torne-m’hi, volver a repetir) y por extensión así fueron llamados los bollos en todas las pastelerías de la ciudad.  

Las ciudades tienen también presente, un presente en el que nacen las tradiciones del futuro.  Desde el pasado 6 de julio, Badalona tiene un nuevo tornemi, porque desde ese día se instaló allí el Cryptshow Festival y todos los asistentes nos hemos quedado con ganas de repetir. Todos acabamos diciendo: torne-m’hi!!!!

Fueron cinco intensos días en los que pudimos sentir todas las emociones del cine de terror en todos sus formatos. Allí estuvo Serendipia y así os lo quiere contar.


TERROR CLÁSICO

En todo buen festival nos encanta ver novedades, pero no es menos importante revisar viejas amigas que, aunque posiblemente ya  formen parte de nuestra colección de DVD’s, nos gusta ojear en esa  puesta de largo que supone verla en pantalla grande y con buen sonido. Y es que siempre hay tiempo para ver a un buen amigo y así en el Cryptshow seleccionaron tres films clásicos para disfrute de niños y grandes:

Programa/cartel español de El péndulo de la muerte.

El péndulo de la muerte (The Pit and the Pendulum, 1961 Roger Corman) un merecido homenaje a Vincent Price (y a nosotros)  en su centenario. El film fue la segunda adaptación que Roger Corman dirigió basada en relatos de Edgar Allan Poe tras La Caída de la casa Usher (House  of Usher, 1960). La  película, afortunadamente se estrenó en la época en España, por lo que los más viejunos, que no lo sean tanto como para haberla disfrutado en el cine, la recordarán por intempestivos (pero no tanto como ahora) pases televisivos. La cinta cuenta con el siempre inolvidable e  histriónico Price,  que enloquece  impecablemente en pantalla dando su merecido a los auténticos villanos de la función (entre ellos la adorable Barbara Steele)  y a cualquiera que se  ponga por medio ¡¡Ya puestos lo mismo da 4 que 14!!  Además, al abrir el Cryptshow Festival,  pudimos vivir conjuntamente con el film la  experiencia de visitar por primera vez los lavabos del local que… ¡¡¡Parecían formar parte de la sala de torturas de Nicholas Medina!!! … Repletos de extraños olores, insectos nefandos y pasillos abovedados e interminables…  Circunstancia esta que, por otra parte, no era responsabilidad de los organizadores del festival y que contrastaba con la regia y preciosa sala de proyección y en general con el  local que acogió al Cryptshow  y que esperamos lo siga acogiendo.

Ese mismo día se proyectó otro gran clásico, Häxan, dirigida en 1922 por Benjamín Christensen. Un extraño film separado en diversos y pictóricos episodios que en verdad resulta ser un alegato en contra del papel de la Iglesia durante la época medieval, materializado por el brazo ejecutor que fue la Inquisición. Película maldita prohibida en muchos países que se ha ido revalorizando hasta alcanzar el estatus de absoluta obra de arte que actualmente tiene. Por cierto, en 1968 se recortó metraje (de 105 minutos se quedó en 75) y se lanzó con narración de otro alucinado, William Burroughs, gran admirador del film.  La película se proyectó con acompañamiento musical en directo de Vicenç Vidal, como en los antiguos cinematógrafos.

El tercer y último clásico del Festival fue Terror en el espacio (Terrore nello spazio, 1965 Mario Bava) film que como ya saben anticipaba otro gran clásico, Alien, el octavo pasajero (Alien, 1979 Ridley Scott) y que tenía una innovadora puesta en escena y un magnífico tratamiento del color pero… ya sé que sonará sacrílego , me defraudó bastante. Era la primera vez que la veía y tenía muchas ganas, sin embargo… lo dicho, me pareció tediosa y lenta. Para gustos, colores. Eso sí hay que elogiar los efectos de sonido y la banda sonora de Alan Silvestri (tantas veces compositor de Zemeckis) que consiguen darle al film una atmósfera asfixiante.

TERROR DOCUMENTAL

Tuvimos tres documentales, tres y además de lo más variado. El primero en proyectarse fue  Condenados a luchar  de James J. Wilson, película que narra la dificultad de acceder a la industria del cine por parte de muchos directores independientes, principalmente de cortometrajes. Para ilustrarlo, Wilson se  vale de diferentes entrevistas con los propios compañeros (entre ellos Dani Moreno, Rafa Dengrà, Chema Ponce, David Muñoz, Adrià Cardona, Naxo Fiol, Isaac Berrocal o Laura Ruiz en un larguísimo etcétera), así como de una ruta por distintos festivales y espacios especializados en dar cancha a estos creadores  como Cotxeres de Sants, Festival de Molins, Filmets, Horrorvisión, Festerror, Centro Garcilaso y por supuesto Cryptshow, entre otros,  aprovechando asimismo para recoger la opinión de los organizadores y del público. Toda una declaración de principios de un cineasta que, por cierto, se pasó todas las jornadas del festival rodando cerca de una hora de imágenes con las que realizará un pequeño spot de dos minutos para promoción del Cryptshow.

El director del certamen Toni Benages y Wilson presentando Condenados a luchar.

De Los perversos rostros de Víctor Israel (David Pizarro y Diego López) ya hablamos con anterioridad. Estrenado en Sitges 2010, se trata de un documental al gran actor secundario que nace de un pequeño corto realizado para completar el homenaje al actor que se celebró en el primer festival Horrovisión en 2010. Debido a las buenas críticas recibidas, Diego López (ya saben, responsable del fanzine El Buque Maldito y la sección Brigadoon del festival de Sitges) se alía a otro personaje, David Pizarro, y alumbran el correctísimo documental que analiza la figura del actor mediante 6 de sus muchos rostros: el familiar (biográfico); el negro (por el cine policíaco); el salvaje (por sus westerns y bélicos); el terrorífico (por tantos films de ese género que admiramos, especialmente Pánico en el Transiberiano de Eugenio Martín);el Dramático y finalmente el erótico (no se pierdan las imágenes de Morbus de Ignasi P. Ferrer, o mejor dicho, no se pierdan Morbus, que hay que verla para creerla). Si bien Víctor Israel no tenía tantos rostros como el mítico Lon Chaney, ciertamente se le acercaba y así nos lo cuenta este documental mediante amigos, familiares y colegas, entre los que se cuentan Eugenio Martín, José Ulloa, Javier Aguirre, Frank Braña, Miguel Iglesias Bonns, José Lifante, Carla Dey, Antonio Mayans y Esperanza Roy. Un buen trabajo que, al igual que el siguiente, aprovechamos para volver a visionar tras haberlo disfrutado en Sitges.

El tercer documental representa  a ese Paul Naschy que esperamos que nunca falte. Si el año pasado en el Cryptshow se proyectó La maldición de la bestia (1977, Miguel Iglesias Bonns), este año pudimos disfrutar con El hombre que vio llorar a Frankenstein de Ángel Agudo, un film en la línea del dedicado a Víctor Israel  y que también cuenta con testimonios de amigos, familia y compañeros de profesión como Antonio Mayans, Jack Taylor, Jordi Grau, Caroline Munro, Miguel Iglesias Bonns, Nacho Cerdá, José Luis Alemán, J. A. Pérez Giner, Joe Dante y John Landis, entre muchos otros.

Tres interesantes obras en las que se puede destacar, además del trabajo de sus directores, el montaje. El de Víctor Israel se estructura como si fuese un libro, la secuenciación la dan los distintos rostros que representan otras tantas etapas de su vida cinematográfica. Una línea similar sigue el dedicado a Naschy, salvo que aquí acompañamos al actor en su vida y su filmografía en orden cronológico y no temático con el interior. Probablemente sea el que mayor difusión fuera de España espera obtener puesto que es el que se ajusta más a los documentales clásicos americanos.  El film de Wilson, en cambio, es muy distinto en su estrucura. Articulado en torno a tres ejes, directores, festivales, y público, estos no se suceden linealmente sino que se mezclan entre ellos dando respuestas a las preguntas que se formula el propio director, auténtico nexo de unión entre las partes. Hay que añadir que Wilson se filma a si mismo practicando su otra afición, el boxeo, muy acorde con el título y con el mensaje que nos quiere transmitir: quien está condenado a luchar y se esfuerza en ello no puede más que acabar saciando su búsqueda.

En El Circol consultando la cartelera.

 TERROR LARGO

Durante el festival también pudimos disfrutar de una buena selección de largometrajes de reciente factura que vamos a repasar:

True Nature (USA, 2010 Patrick Steele) es una historia sobrenatural sobre la extraña  reaparición de Marianne (Marianne Porter) en el jardín de su casa tras un año desaparecida. Ella no recuerda nada, y aunque lucha por recuperar la normalidad en su vida, las pesadillas  la asaltan por la noche. El film, opera prima de su director Patrick Steele, ya se habia proyectado en el Fancine de Málaga en noviembre de 2010, contando con el mismo director como invitado.

Rage (USA, 2010, Cris Whiterspoon) se nombra heredera de lo que podríamos llamar un subgénero dentro del fantástico: el del terror que es inspirado al protagonista por un extraño conductor que le acosa con su vehículo. El máximo referente dentro de esta tendencia es El diablo sobre ruedas (Duel, 1971 , Steven Spielberg), tanto es así que el propio Whiterspoon le lanza un guiño intertextualizándola en una escena de su film. Pero Rage es menos metafísica que la película de Spielberg, el conductor asesino no es una fuerza de la naturaleza sino un psicópata y la película va adentrándose progresivamente en el terror de lo real, en la línea en que lo hiciera Secuestrados (20o9, Miguel Ángel Vivas).  Rick Crawfort interpreta a un marido infiel, lleno de remordimientos, atenazado por la culpa quien, el día en que decide dejar a su amante empieza a ser perseguido y acosado por un extraño motorista. La persecución va creciendo en intensidad conforme se desarrolla la película, desde la simple rascadura en la pintura del coche en el inicio, hasta el brutal asalto en su propio domicilio que conduce a un desenlace perverso. Pese a que no siempre mantiene el ritmo trepidante que requiere una historia así, Ragees una película más que notable que no escatima hemoglobina en su retrato del sangriento peso del azar .

La chilena Baby Shower (2011, Pablo Illanés) fue, probablemente, la película más delirante del festival. El título da nombre al punto de partida: una baby shower, fiesta para celebrar el próximo nacimiento de un bebé en la que se reúnen las mujeres más próximas a la embarazada. En la película, la protagonista Ángela, que ha abandonado la ciudad para refugiarse en una hacienda rural, espera gemelos e invita a sus cuatro mejores amigas a pasar un fin de semana con ella. Pronto descubrimos que la reunión no va a ser tan pacífica como pensábamos: las cinco amigas guardan entre ellas secretos de humillaciones pasadas y más recientes. La trama se complica cuando entran en acción los esotéricos vecinos de Ángela que se revelan como unos auténticos tarados. La película se convierte entonces en un slasher gore en el que cada ultraje y cada muerte es más brutal que la anterior. Lo que hace peculiar a Baby Shower es que parte de los esquemas típicos de los culebrones latinos parecen evolucionar hacia el nuevo gore francés, tan querido por los jóvenes directores hispanos. Como sea, la película nos embriaga por su extraño ritmo y desarrollo. Quién sabe si no estaremos ante el nacimiento de un terror genuinamente latinoamericano que aprovecha aquello que captura sus audiencias televisivas y lo lleva a fundirse con lo más extremo del terror europeo.

The Dead(UK, 2010  Howard  J. Ford y John Ford) es otra ópera prima y un  auténtico

Uno de los directores de The Dead, Howard J. Ford pillado al despiste.

homenaje a las películas italianas de zombies que tanto adoramos como Nueva York bajo el terror de los zombi (Zombi 2, 1979 Lucio Fulci) o Zombi Holocausto (Zombi Holocaust, 1980 Marino Girolami), con repugnantes cadáveres purulentos de lento andar y rodaje en Africa, lo que representó toda una pesadilla para sus directores, tanto como lo fue su pase en el pasado Festival de Sitges, en una hora interspectiva y con un ramillete de hambrientos gorehounds dispuestos a liarla, lo que hizo que sus directores se pensasen muy mucho el repetir la experiencia por estos pagos. Pero afortunadamente el Cryptshow pudo contar con este film, que trajo Howard J. Ford,  uno de sus directores,  bajo el brazo aunque, ¡¡Maldición!!, por problemas con los subtítulos se tuvo que proyectar después de la hora programada, lo que seguro hizo que Ford pensara que sobre su película pesaba una  maldición. Afortunadamente la cosa no pasó de ahí y se produjo una feliz proyección, tras la que se celebró una pequeña rueda de prensa que utilizo como marco el refugjo donde estaba la exposición Mad Doctors, durante la que, entre otras cosas, señaló que para él esta es la primera vez que se ha proyectado la película en España, tras el desastre en Sitges.

El mockumentary (falso documental) belga, Vampires (2010, Vincent Lanno), nos llegaba con muchas recomendaciones y ya se sabe que cuando te generan muchas expectativas es más fácil defraudarse. No fue así, Vampires es efectivamente una película que sabe combinar la comedia y el fantástico presentándonos una especie de Familia Adams que no es monstruosa por su aspecto sino por sus hábitos. Se trata de un supuesto documental sobre una familia de vampiros, estos mismos son los que contactan con el canal televisivo para enseñar su forma de vivir al mundo. Sin renunciar a algunos de los elementos icónicos característicos (los ataudes, los colmillos…) nos muestra una figura naturalizada en la que los vampiros viven como una selecta burguesía sobre la que pesa la tradición de su “hermandad” (presentada como una especie de mafia con su padrino incluido), pero cuyos problemas son los mismos que afectan a una familia humana. De hecho, a través de esta horror comedy, Lanoo denuncia algunos de los males de nuestra sociedad actual, el desequilibrio entre las clases, la inmigración  y la escasa autoridad que ejercen los padres de hoy sobre sus hijos cada vez más desorientados. Por ponerle un reparo, el metraje resulta un poco largo, pero todo y con ello la cinta mantiene su interés todo el tiempo. Nos sumamos, pues, a las recomendaciones.

Stake Land  (USA, 2010 Jim Mickle) nos muestra unos Estados Unidos (ya saben, el mundo es Estados Unidos) desbastado por un holocausto, donde los supervivientes, por si no tuvieran bastante con las penurias que ello pudiera provocar, encima se las tendran que ver con una plaga de vampiros y una secta ultracristiana, La Hermandad.

Y para “desengrasar” un poco… ¿Que tal un musical?, pero…¿Un musical con zombies?, pues sí, eso es lo nos ofrecieron los desquiciados responsables del Cryptshow como telón del festival y en riguroso estreno en España: The Dead Inside (USA, 2011, Travis Betz),  una historia de amor y muerte repleta de canciones y carne podrida. Cuarta película y segundo musical de su atípico director.

TERROR EN EL FUTURO DEL CINE

Un momento de la mesa redonda con los ponentes y la moderadora Marta Torres (Judex). Foto: Klowns Asesinos.

Una de las actividades más interesantes de las que pudimos gozar en el festival fue la mesa redonda sobre el futuro del cine en la era de Internet, bajo el lema: Nuevas maneras de hacer y distribuir cine. Aunque se diría que los chicos de Judex, organizadores, no las tenían todas consigo puesto que dispusieron en la sala unas bonitas sillas de madera ¡¡¡en las que te quedabas pegado!!! ¿Para que no escapásemos? Si ese es el motivo, lo hicieron muy bien, porque el que no quedaba atrapado por la silla lo quedaba por el exquisito cava que recibía a los asistentes. En verdad, el debate fue de calidad y se bastó por si mismo para capturar la atención y la voluntad. Y la sala permaneció llena a abarrotar desde el principio hasta el final.

Los ponentes eran una muestra más que representativa de todas las posibilidades que abre la red: Robert Figueres, director de proyectos transmedia, nuevas vias de financiación, distribucion y promocion en cine como fundador de la productora Filmutea. Actualmente trabaja en la película transmedia Panzer Chocolate; Joan Carles Tous, fundador de la distribuidora de cine Cameo y uno de los creadores del portal Filmin, plataforma española de vídeo on demandJoan Carles Martorell, co-fundador del colectivo EMBED, docente y realizador de cortometrajes y proyectos multimedia. Luis Román, director del BccN (Barcelona Creative Commons Film Festival) e Ignasi Lamarca, fundador de Friki Films.

Otro momento de la mesa redonda que el público, pegado a sus sillas, siguió atentamente. Foto: Klowns Asesinos.

La conclusión destacable es que, a raíz de la nuevas técnicas de la información y la comunicación (TICs), nos hallamos inmersos en un cambio de paradigma global que afecta especialmente al mundo audiovisual. Como señalaba Joan Carles Martorell, si la novela fue la educadora sentimental del S.XIX, el cine lo fue del XX, pero ahora, en el XXI ha perdido esa centralidad. Las nuevas generaciones, ya nativos digitales, tienen como referentes emocionales las series televisivas (sólo hace falta ver la sección de cine de cualquier centro comercial) y los videojuegos, cada vez más sofisticados y novelizados. Los juegos de ordenador construyen  un público acostumbrado a interactuar y a participar de lo visto; a la par que las series son consumidas por una mayoría de jóvenes por temporadas y no por capítulos, consumo que los propios espectadores deciden cuándo, cómo y dónde quieren ejercerlo. El cine en este marco es visto por una gran parte del público como uno más de los lenguajes audiovisuales y desean poder gozar de él del mismo modo que lo hacen con los videojuegos y las series. La industria tiene que ajustarse a este nuevo mercado e idear formas de llegar al nuevo público, eso lo tuvo claro Joan Carles Tous cuando participó en la creación de Filmin. Tous afirma que con el mercado del cine acabará ocurriendo como con el de la música: acabará siendo distribuido vía Internet. Aunque para él el cine se disfruta en las salas y en Internet sólo se consume, es consciente de que el público tiene derecho a decidir y es la industria la que se ha de acercar a él con los productos que demanda. Así su plataforma ofrece la posibilidad no sólo de comprar los clásicos DVDs sino de pagar una tarifa para poder ver X horas de cine en un tiempo determinado sin necesidad siquiera de descargarlas.  Su plataforma, además, ha apostado por esas producciones que apenas pueden ser vistas en las salas, bien porque se exhiban pocos días, bien porque siquiera lleguen a exhibirse; no es, pues, una competencia directa, al contrario puede servir de plataforma para que los cines distribuyan esas películas. Concretamente citaba el caso de la española Mami blue (2010) de Miguel Ángel Calvo Buttini película ganadora del Atlantida Film Fest, festival creado desde la misma plataforma Filmin.  Fue ganar el festival lo que motivó que llegase a estrenarse en pantallas españolas. Así pues, Internet no sólo puede no restarle espectadores a las salas sino que incluso puede llevarles a ellas el público. Con todo, nadie en la sala ignoraba la crisis de ventas que se está sufriendo, ella es la que animó a Ignasi Lamarca a adentrarse por el camino del videoclub on line (tal como anunciamos en este blog en su día), camino del que aún no se pueden conocer sus frutos, a la vez que Tous reconocía que Filmin no está generando beneficios todavía. Son demasiadas las preguntas a las que dar respuesta como, por ejemplo: ¿cuándo podría estrenarse en la red, después de su estreno en salas y su edición en DVD, antes, o todo simultáneamente?

Mientras llegan las respuestas, navegamos un poco en tierra de nadie y algunos aún tenemos muy grabado el cine como hecho social que se desarrolla en la ceremonia de la sala oscura. Probablemente eso hizo que durante un momento el coloquio entre ponentes y espectadores entrara en un bucle nostálgico y no se avanzara más en las nuevas posibilidades artísticas que se están abriendo. Algo sobre ellas se expuso, sobre todo por parte de Luis Román y de Robert Figueres. Román informó sobre las nuevas licencias creative commons, nueva forma de gestionar los derechos de autor que permite decidir hasta dónde queremos que nuestros contenidos circulen gratis por la red y hasta dónde queremos beneficios. Este tipo de licencias se adecuan mucho mejor a la distribución por Internet y serán las que irán haciendo viable que la explotación de las obras pueda simultanear lo digital y lo analógico. Por su parte, Robert Figueres explicó el funcionamiento de su productora Filmutea, sus diferentes secciones e informó de su proyecto Panzer Chocolate obra transmedia que será película, videojuego, juego en realidad simulada, motion cómic e interacción en Internet de Realidad Aumentada.

Nos quedamos con ganas de saber más sobre ella y sobre todas las posibilidades que la nueva tecnología puede aportar al audiovisual como arte, pero el tiempo es breve y la programación ajustada. Hay que felicitar a los chicos del Cryptshow por su encomiable puntualidad y su organización de los contenidos que permitió gozar de todo lo proyectado (sólo la Mesa se solapó con otras actividades), cosa realmente meritoria. Los chicos del Cryptshow lo habían previsto todo y no sólo se quedaron en la teoría. Coincidiendo con la entrega del Premio Sierra circular Honorífico a Joe Dante, incluyeron en su programa la webserie dirigida por él bajo producción de Roger Corman, Splatter. El argumento es sencillo: Splatter es un cantante de rock que se ha ganado diferentes enemistades a la vez que amasaba dinero; sabiendo que su vida corre peligro decide suicidarse ante una cámara antes de que lo maten sus enemigos. Tras ese preámbulo empieza la acción reuniendo en la casa de la estrella del rock a sus principàles amigo-enemigos, a partir de ahí todo funcionará como un cluedo sangriento (no en vano el nombre del protagonista es un guiño al gore extremo). La peculiaridad de esta pieza no es sólo que la duración de los episodios se ajusta incluso a su visionado en un móvil, lo cual por si sólo ya la convierte en ejemplo de nuevas fórmulas, sino que también introduce la interactividad: el público puede jugar con lo filmado y decidir los finales de cada capítulo. En la encantadora platea de El Circol no había ordenadores, está claro, así que la interacción se solucionó mediante una votación del público asistente. El último día del festival se proyectaron todos los episodios seguidos con los finales elegidos, y se pudo comprobar que el resultado es una película tal y como las hemos conocido siempre. Aunque ahora todo esté sometido a discusión, lo que queda claro es que los humanos seguirán teniendo necesidad de contarse historias con imágenes en movimiento tal como lo vienen haciendo desde los ancianísimos teatros de sombras.

TERROR IMPRESO

Un momento de la presentación con Joan Ignasi Alonso, portadista de Cryptonomicon 4, Neus Campán, ganadora del certamen en modalidad terror y Diego López, responsable de El Buque Maldito.

Ha habido  tiempo para todo, también para la lectura, así que durante esta edición se aprovechó para presentar dos libros, un fanzine y un cómic. Vamos, que  de todos los colores y para todos los gustos. La presentación se realizó en la Llibreria Saltamartí, bastante cerca de la sede del festival, aunque nos obligó a correr un poco con el objeto de ver la exposición de la que os hablaremos más tarde. Tan disparados salimos que nos quedamos sin saborear el cava con el que obsequiaron a los asistentes tras finalizar el acto. ¡¡Porco Mundo!!   Veamos, veamos:

CRYPTONOMICON 4: ¿libro? ¿fanzine? antología de cuentos de terror, fantasía y ciencia ficción presentados al  concurso que organiza el festival, un certamen que se viene celebrando desde el segundo Cryptshow y que admite narraciones en castellano, catalán y de autores sudamericanos. El libro reúne un total de 26 narraciones cortas en sus 88 apretadas páginas, incluyendo por supuesto las tres ganadoras: Más de Neus Campán (terror); Se me caen los botones de Daniel Pérez (fantasía) y Nunca es el final de Carlos Alberto Morales (ciencia ficción). Una bonita selección en un manejable volumen que al abrirlo huele a plastilina. Ideal para leer en la playa y amenizar su periodo estival ¿lo quieren? pues escriban a www.cryptshow.com , y de paso háganse con los  de las  anteriores ediciones. Pronto podrán leer algunos de estos cuentos en versión digital en nuestra sección Cuentos de Serendipia.

Más:ULLALLS (Editorial Galera), libro que en principio nació como cuento erótico y evolucionó (o degeneró) a novela terrorífica que mezcla incluso temática de western, según sus propios  autores Sebastià Roig y Salvador Masip que se ocuparon de presentarlo y que no perdieron la ocasión con una auténtica catarsis verbal, que ellos mismos admitieron que fue desbordante. La novela está basada en el caso real que hace pocos años saltó a los medios sobre un campamento de verano suizo en el que los jóvenes eran esclavizados y encerrados en jaulas ¿Verdad que les suena? El seguimiento de esa noticia en el Diari de Girona llevó a los autores hasta una historia con niños que tendrán que enfrentarse a los terrores conocidos  del  reformatorio y a los desconocidos de un tétrico bosque. Todo ello en una novela con la que los autores han confesado haber pasado cuatro años  “divirtiéndose haciendo el bestia” mientras la pergeñaban, citando la inspiración de los clásicos H. P. Lovecraft (sobre todo La Sombra sobre Innsmouth, 1931) y Stephen King, además de la de ciertos autores modernistas catalanes. La obra está editada también en castellano con el nombre de Colmillos y  recibió el premio Joaquim Ruyra en 2010.

Todavía nos queda EL BUQUE MALDITO, del que ya les hemos hablado hace bien poquito y del que su editor, Diego López, nos explicó contenidos. Durante los últimos cuatro años, Diego ha presentado un número de su publicación en el Cryptshow, y este, su  número 15  y primero en nuevo formato no iba a ser una excepción.

Y aunque estaba planeado presentarlo también, no llegó a tiempo el cómic TOTAL WARS, editado por Scifiworld y realizado por Alan Smithee (ya saben, el más prolífico realizador y escritor del mundo del cine) y Toni Benages, responsable del Festival Cryptshow. Afortunadamente llegó al día siguiente y pudo ponerse a disposición del respetable.

TERROR GRÁFICO

Logrando prácticamente abarcar todas las ramas de la cultura, el Cryptshow Festival también preparó una exposición gratuita que permaneció abierta todos los días de 7 a 9 de lhoras de la tarde y que se organizó en un lugar con auténticas connotaciones  terroríficas: un refugio antiaéreo de la guerra civil. No se espanten, el lugar está totalmente reformado y acondicionado, siendo un marco ideal para la exposición Mad Doctors, que nos brindaba una variadísima muestra de la interpretación que sobre ese personaje tan querido por todos (¿Que sería del cine de terror sin ellos y sus torpes maniobras?) nos ofrecía un grupo de artistas, que en muchos casos ponían sus obras a la venta. Con trabajos de Toni Benages, Lorena Vilarte, Ruben Pellejero, Albert Monteys y Juan Rubí entre otros. La exposición también rindió un no declarado homenaje a Vincent Price por parte de varios artistas, entre ellos vean el magnífico cartel de una ficticia tercera parte de la saga del Dr. Phibes con el que nos obsequió Joan I. Alonso,   que complementaron así  la  proyección de El pozo y el péndulo.

Mad Doctor de Juan Rubí.

Magnífico cartel de una película ficticia realizado por Joan I.

TERROR CORTO

Al ser la actividad principal de este festival,  tuvimos una estupenda y numerosa selección de cortometrajes (¡¡40!!) provenientes de todo el mundo: USA, Francia, Bélgica, Finlandia, Suiza, Brasil, Canadá, Irlanda, Argentina, UK/Turquía y, por supuesto España, que naturalmente contó con el mayor número: 14 variopintas propuestas (más uno fuera de competición). Y como en botica ha habido de todo, pero ninguno de relleno, al contrario, ha primado la calidad.

Repasemos unos cuantos:

Estando de moda como está, hemos tenido cubierta ampliamente la  tasa zombie con varios títulos, destacando el americano Alice Jacobs is Dead, ganador al mejor corto de horror / suspense en la popular Comic Con de San Diego 2009, con sombría realización de Alex Howitz, que abrió la sección oficial de cortos y que contó con la actuación de la recordada Adrienne Barbeau, ex-esposa de John Carpenter para quién  interpretó papeles en films como La niebla (The Fog, 1980) o 1997: Rescate en Nueva York (Escape from New York, 1981), pero también fue la novia de Swampy en La Cosa del Pantano (Swamp Thing, 1982 Wes Craven) y una odiosa esposa que termina devorada por la bestia-fósil de debajo de las escaleras en Creepshow (1982, George A. Romero), entre muchas otras cosas. En esta historia de amor fou demuestra su profesión, masticando dudosos menús crudos y obedeciendo a un Bela Lugosi que hace una aparición especial. Pero no crean que la presencia zombie terminó aquí, también tuvimos: Les pierres Jetés, del francés Benjamin Le Souéf, que mezcla leyendas urbanas y maldiciones gitanas con una inesperada aparición de muertos vivientes a lo Posesión Infernal, todo ello en un paisaje campestre idílico; la francesa Attack of the Giant Brain Sucker Monster from Outer Space que comienza como musical y se adentra en los terrenos de la serie B clásica, con un monstruo gigante en stop-motion que sorbe los cerebros de los pobres habitantes de un pueblecito  zombificando a sus víctimas, todo ello con mucho humor.

Humor, por supuesto negro, que predominó también en cortos como Sabrina (Esp. Sergio Colmenar), un apestoso y  aplaudido monólogo sobre la soledad espléndidamente interpretado. O la belga Bad Mistake (2009, Xavier Hibon) que me recuerda cierto chiste escatológico, sólo que aquí se torna sangriento; La presencia (Esp. Igor Marcus) destacable corto que os recomiendo ver y del que no os doy pistas. Divertido e ingenioso, tanto como el francés Faut qu’on parle! de Lewis Eizykman que de la lapidaria frase “tenemos que hablar” (¡Que levante la mano quien no se le haya helado la sangre al escucharla de boca de su pareja!) hace su director  un increíble ejercicio de comedia con gotas de cartoon. O la suiza Lester, donde tenemos a un vampiro muy pulcro que mientras muerde a una joven en su alcoba, son sorprendidos por el marido de esta … ¿Qué pasará? También pudimos volver a disfrutar del ya conocido, pero no por ello menos bienvenido Brutal Relax, dirigido al alimón por el tripartito compuesto por Adrián Cardona, Rafa Dengrà y David Muñoz. Cuando preguntamos a David si pensaba que se llevaría algún premio  nos dijo que no esperaba ninguno, ya que este certamen le parecía con diferencia el festival de cortos más competitivo por la calidad de la selección. Como veremos más adelante, David andaba más que equivocado en su predicción.

En el apartado de animación pudimos ver, entre otros títulos, el sórdido Les bessones del Carrer de Ponent  (Marc Riba i Anna Solanas) que  según contó Marc Riba está basada en el caso verídico de Enriqueta Martí, conocida como “La vampira de Barcelona”, que a principios del siglo XX secuestraba niños para, en el mejor de los casos prostituirlos, pero también extraerles el tuétano, la sangre y la grasa para hacer pócimas que comercializaba y que sus clientes consideraban mágicas. Todo ello desde la barcelonesa calle Ponent. En blanco y negro, sin diálogos y algunos apuntes expresionistas. Se proyectaron otros films de animación como el extraño y apocalíptico  Birdboy (Esp. Pedro Rivero y Alberto Vázquez); Akerbeltz, las brujas y el inquisidor (Esp. César Urbina) que más que un corto parece un video-clip; Vicenta de SAM o la francesa Fard de Alapont /Briceno. También se pudo ver El esurcista, divertido corto amateur realizado con plastilina y poca vergüenza por Isaac Duran, que presentó ante el público.

Otros títulos destacables fueron: Menos 1,  (Esp. Jorge Alonso), corto que me retrotrae a historias surrealistas urbanas del tipo La cabina (1972, Antonio Mercero) o  El televisor (1974)  y El asfalto (1966) de Narciso Ibáñez Serrador, todo ello con sus lógicas (y abismales) distancias. Mucho más destacado y celebrado por el público fue Quédate conmigo de Zoe Berriatúa, que contaba con la inmensa Macarena Gómez, actriz ante la que estamos totalmente volcados porque… ¡Que bien se enfada Macarena! ¡Que bien insulta Macarena! ¡Que bien le sienta la sangre de pega y las lentillas blancas a Macarena!… Sí, confesamos que la queremos y que está genial en este corto tenebroso, triste y con acertados toques cómicos. También vimos  la francesa 36eme-Sol (PH Debies), un viaje al infierno en ascensor bastante previsible, por otra parte. El apartado “marcianadas” quedó bastante representado con  Erase Love de Javier Ideami, y también hubo sitio para la denuncia social con el corto brasileño Ninjas, de Dennison Ramalho, un duro alegato sobre los escuadrones de la muerte y el abuso de poder que nos dejó un regusto amargo. El corto más terrorífico y paradójicamente real  de los que se proyectaron.

EL PALMARÉS

El jurado del Cryptshow 2011 y el maestro de ceremonias Brian Bombay .

Todo llega a su fin, y el Cryptshow no podía ser menos. Un final feliz en el que, aunque no hubiera (todavía) alfombra roja, sí hubieron premios. El sierra circular honorífico, el sierra circular al mejor corto (premio del jurado) y el premio del público. Fueron entregados en medio de una divertida ceremonia que contó con la animación del presentador del Cryptshow, Brian Bombay, quien se encargó además de las diferentes perfomances que fueron amenizando el festival a lo largo de los días.

El jurado estuvo compuesto por la siguiente plantilla:

ÁNGEL SALA : Escritor y director del Festival Internacional de Cine Fantástico de Catalunya (el de Sitges, vamos). Libros: Profanando el sueño de los muertos, Godzilla y compañía, Profundo Argento…

EDUARD FERNÁNDEZ : Actor de cine y teatro. Films: Faust 5.o, Los lobos de Washington, Tres días…

LLUÍS RUEDA :  Crítico cinematográfico y director de la web Judex. Ensayo: Monstruos eléctricos.

CÉSAR DEL ÁLAMO : Director de cine independiente. Film: Mi.

OLGA BEL : Cinéfila. Directora de la muestra de cortometrajes Dr. Mabuse desde 2002.

Y ahora sí…. LOS  GÜINERS… SON

Joe Dante y su flamante Sierra Circular Honorífica.

- Sierra  circular Honorífica a JOE DANTE  por toda su carrera.

- Mejor fotografía: NO FACE (Francia. Mathilde Arnaud y Jean-Yves Arnaud)

- Mejor bandasonora:  THE LEGEND OF BEAVER DAM (Canada). Jerome Sable)

- Mejores efectos visuales: BRUTAL RELAX (España. Adrià Cardona, Rafa Dengrá y David Muñoz)

- Mejor guión: LES BESSONES DEL CARRER DE PONENT (España. Marc Riba y Anna Solanas)

-Mejor corto de animación: FARD (Francia, Alapont y Briceno) y VICENTA  (España, SAM)

- Mejor actriz: EX-AEQUO: ADRIENNE BARBEAU por Alice Jacobs is Dead (USA, Alex Horwitz) y MACARENA GÓMEZ  por Quédate conmigo (España, Zoe Berriatúa)

- Mejor actor: FLAVIO BAURAQUI por Ninjas (Brasil, Dennison Ramalho)

- Mejor director: JONATHAN CAOUETTE por All Flowers in time (Canada/USA)

- Mejor corto y premio sierra circular: NINJAS  (Brasil, Dennison Ramalho)

- Premio del público: BRUTAL RELAX  (España. Adrià Cardona, Rafa Dengrá y David Muñoz), (Con este van ya 26 premios para el divertido corto, ¡¡¡entre ellos el Méliès de Plata entregado en Neuchatel!!!)

David Muñoz nos enseña otra utilidad de su Sierra Circular, concedida por el público por Brutal Relax.

YA CASI TERMINAMOS, PERO ANTES… UNAS PALABRAS CON EL DIRECTOR DEL CRYPTSHOW TONI BENAGES

- ¿Como nace Cryptshow? ¿Por qué se escoge Sant  Adrià si tu provenías del veterano festival Filmets de Badalona?

Justamente al estar en Filmets creímos, en aquel momento que era interesante empezar en S. Adrià y no en Badalona para diferenciar los festivales. Una vez consolidado el Cryptshow y ver que son festivales distintos que se pueden complementar y nutrirse juntos, hemos decidido hacer la quinta edición del festival en Badalona, donde tenemos más y mejores infraestructuras (la sala de exposiciones el Refugi y el teatro el Circol), una comunicación en transportes públicos inmejorable, etc…

- Filmets ha colaborado con vosotros ¿Qué tipo de apoyo os han prestado?

En Filmets, (en donde seguimos trabajando varios miembros de Cryptshow), tenemos un convenio de colaboración, sobretodo nos pasamos los subtítulos de los cortos y contactos para películas.

- ¿Habeis tenido apoyo y facilidades desde el ayuntamiento para organizar este Cryptshow?

El Ayuntamiento nos ha cedido la sala de exposiciones del Refugi i nos han proporcionado las copias de las fichas de las películas.

- ¿Veis Badalona como lugar ideal para ser la sede definitiva?

Si, como he dicho anteriormente, vemos Badalona como sede definitiva, pero… nunca se sabe ; )

- ¿Como habeis conseguido semejante selección internacional de cortos? ¿Qué criterio habeis seguido para escoger los seleccionados de entre todos los recibidos? 

Afortunadamente tanto yo como parte de la organización de Cryptshow Festival también estamos presentes en la selección del Festival de Filmets de Badalona, lo cual nos permite viajar a algunos de los festivales europeos más importantes como los festivales de Brussel·les o Clermont-Ferrand donde se puede encontrar uno de los mejores mercados cinematográficos del mundo. Estos viajes nos permiten ponernos en contacto con directores, productores y  distribuidores de cine fantástico y de terror y presentarles por tanto nuestra iniciativa. Luego el trabajo es de producción, de perseguir y perseguir a directores y productores para que nos envíen su material, y no olvidemos Sitges el gran festival de terror con el que tenemos muy buena relación y tienen también una muy buena programación de cortos.

- Por cierto, ¿Cuantos recibisteis?

Este años hemos recibido unos 120 cortos de 20 países diferentes. 

- ¿Ha habido un aumento de participación respecto a años anteriores? ¿Qué tal el nivel medio de calidad?

Desde el tercer año el número de cortos inscritos es más o menos el mismo, lo que sí hemos notado es que cada vez tenemos una mayor representación de cortos internacionales. Países como Francia, Canadá, Bélgica e incluso algunos sudamericanos nos tienen muy presentes a la hora de distribuir sus cortometrajes. De hecho si miras nuestra programación de este 2011 y la comparas con festivales como Fant-Asia International Film Festival de Montreal o el Horrorfest de los Estados Unidos tenemos muchos cortos en común. Y como puedes imaginar la calidad es tremenda.

Una parte de las Cryptgirls en la taquilla.

- ¿Habéis tenido algún problema para proyectar los largometrajes? 

Hemos sufrido con un par de películas por cuestiones del subtitulado que llegó muy justo pero todo acabó bien.

- ¿Alguno que os interesará especialmente se quedó en el tintero?

No, la verdad es que estamos muy satisfechos con la programación de esta quinta edición.

- ¿Como habéis gestionado las actividades paralelas y que colaboraciones habéis recibido?

Como he dicho la sala de exposiciones nos la ha cedido ayuntamiento, la presentación de libros la hicimos con colaboración de la librería Saltamartí y la mesa redonda la organizó la gente de Judex. Esta última ha sido una manera más que interesante de trabajar con otras iniciativas que, como nosotros, trabajan para la difusión del género.

- ¿Pensáis incluir nuevas actividades en futuros certámenes?

Seguro, pero dejadnos digerir esta edición.

- ¿Como valoras la edición del 2011?

Cansado pero muy, muy, muy contento, creo que ha sido un gran paso adelante y nos hemos consolidado definitivamente como un buen festival de terror y fantástico. ¡¡¡El año que viene más!!!

A MODO DE EPÍLOGO

…Vamos a lo cursi y lo pelota: Los ganadores somos todos los que  hemos tenido la suerte de poder ir al festival (aplausos). Ha valido la pena y se nota que, si nada se tuerce, va a crecer más. La calidad en la selección de los títulos ha sido alta; el local ideal, con ese cine entrañable que  huele a añejo; las  cervezas frías que el dueño agotaba casi a diario; la proximidad de un frankfurt que preparaba  los más sabrosos (y económicos) de Badalona y posiblemente… ¡¡Del mundo!! y la deliciosa  organización, que  ha tratado a todos con tal respeto y familiaridad que uno no podía menos que sentirse como en su habitación, frente a la pantalla de su televisor rodeado de amigos, unos amigos que, excepto una chica que no paraba quieta y que me tocó delante, vieron y dejaron ver las películas sin molestar ni hacerse el gracioso. Un lujo.

… y el Cryptshow 2011 da sus últimos coletazos entre vasos de tinto de verano. En la foto, entre otros: Lluis Rueda y Marta Torres (Judex), Diego López (El Buque Maldito) y Toni Benages.

Todas las ciudades tienen un futuro en el que pueden crecer o hundirse para siempre. Y Badalona lo tiene, si sabe aprovechar  sus cartas será cada vez más grande (y no por extensión). El Señor Rafales, fundador del Festival de Sitges, supo ver claro que ese evento cinematográfico era una plataforma de lanzamiento de la ciudad que desde entonces es conocida en todo el mundo. Esperemos que así lo sepan ver los gestores de El Circol que le ha dado acogida este año y el ayuntamiento. Quién sabe si en un futuro decir Badalona Cryptshow suponga para el mundo del cine fantástico y de terror tanto como supone ahora decir Sitges.

Como sea, este no será nuestro último contacto con el festival y esperamos poder decir todos los años: torne-m’hi (volvamos), al Cryptshow!!!!!

Descuiden, volverá a abrirse en 2012.

About these ads
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.101 seguidores

%d personas les gusta esto: